No se entienda esta como una crítica a las diferentes iniciativas educativas, sino a la educación como negocio. El repartir a diestra y siniestra laptops no hace a un pueblo más inteligente, el asunto de la educación debe ser tomado enserio y no planteado como una mera cuestión electoral. En los últimos años se ha visto como en américa latina algunos gobiernos consideran cumplida su parte en la educación de sus futuros ciudadanos entregándoles “las herramientas” pero la realidad es que pocos de estos estudiantes bien podrán saber sacar provecho a una inversión millonaria, la cuestión es que los chicos no aprovechan al máximo las capacidades ya sea porque no les interesa o porque no saben. La cuestión que surge de todo esto es la de preguntarnos si debería repartirse de esta manera el recurso del estado, recurso que se cuenta en los porcentajes como “inversión en educación” y que muchas veces no es más que un medio político. Nadie me puede decir que entregar computadores con Evo Morales en la caja de la máquina y no más bien el escudo o la bandera no es un acto político más que gubernamental. El problema de la educación para los políticos es pues la poca producción que ofrece a corto plazo y en una sociedad utilitarista donde el valor de las cosas se mide por sus frutos, la educación es una que no rinde sino hasta pasados muchos, muchos, muchos años, por esto no es políticamente rentable en los estados en desarrollo en donde las políticas cambian tanto como los grupos en el poder.

A los chicos no hay que entregarles computadores y ya, ni debe encasillárseles del 1 al 5 o de la A a la F, aquellos sistemas de evaluación ciegos que desconocen la multiplicidad del género humano y las diferencias de las cualidades de cada individuo son las que están destinadas a fracasar o a hacernos fracasados.

Se habla de falta de profesionales calificados, pero el estado no fomenta la educación superior, se limita a cumplir con la cuota de analfabetismo, pero cuando todo el mundo sepa escribir y leer, los analfabetas serán quienes no son de ninguna manera especialistas en nada.

¿No hubiera sido mejor invertir esos millones gastados en computadores en las universidades estatales? En Colombia no cubren la totalidad del territorio nacional y en Panamá está gobernada por un patriarca y todo su séquito porque cierto es que como todo cargo democrático en América latina, si es del gobierno, es corrupto.

¿?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s