melancolia

Amor, un odio placentero

 

He caminado los infiernos,

Conocido a los demonios que sueñan,

Arrancado corazones de un tajo,

Me llaman asesino,

Sobre mi hay tantas penas,

Llevo la marca del condenado,

Ha muerto todo cuanto he amado,

No logro evitar desangrar a todo el que se acerca,

Es un reflejo, un acto condicionado.

 

Entonces estas tú,

Apareces, ahí estoy yo,

Así que te ruego,

Por favor, no me mires,

Déjame escapar, no me condenes,

Con esos parpados que pesan,

Dame libertad, no me limites,

Con el color que tú alma refleja,

Libérame del prejuicio del pasado,

Las bocas murmullan, replican mi nombre,

No quiero oír tu nombre en esas bocas,

Ni que caigas, con esos parpados pesados,

Ni que se apague el color que tu alma refleja.

No me ames, por favor,

No me mires.

One comment on “Amor, un odio placentero

¿?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s