Debo decir que aunque me esperaba un final un poco más descriptivo y dramático, la obra me pareció espléndida, con diálogos exquisitos y muy enriquecedores. Oscar Wilde logra un reflejo perfecto de aquella sociedad de su era, si creíste alguna vez que el mundo real es solo una representación interminable de plásticos conceptos, pues estabas en lo correcto.

La vida misma es como dicen en la película de -El Club de la Pelea,Una copia, de una copia, de una copia.
El inicio puede aparentar una ligera tendencia homosexual, esta  contemplación estética es aparente para una valoración contemporánea, aunque de hecho también recibió críticas de este tipo cuando fue publicada y de eso hace ya muchos años.

El culto a la belleza de lo burgués que hacen casi obsesivamente nuestros personajes (se entiende por su clase social), enmarca el amor por las casas refinadas de las grandes familias de los siglos pasados, más allá de cualquier concepción de género, lo cierto a mi parecer es que el sentido de la estética para Wilde, lo es todo. La descripción de cada elemento en esta obra es muy detallada, la información que se puede recibir de este texto en el que el autor demuestra ser un conocedor de todo tipo de placenteros artilugios, es abrumadora, pese a todo no se interrumpe de ninguna forma la narración.

En cuanto a los personajes, diría que Dorian el principal, que comparte escena con dos protagonistas más, Henry y Basil, este último pintor, que se mantiene presente como elemento importante de la trama hasta un poco más de medio libro, donde es entonces que Dorian desarrolla una alocada vida adulta, sin limitaciones morales de ningún tipo, cosa que como luego entenderemos le provoca marcas imborrables a su alma humana.

El origen de la tragedia para nuestro protagonista inicia al conocer a Henry, quien lo deslumbra con una mordaz actitud, una filosofía de vida casi que nihilista y su descarriada adoración al placer como fin último de la vida humana. El pintor Basilio, que durante casi toda la primera mitad de la obra domina la soledad de Dorian con su compañía, pasa a un segundo plano como un sol eclipsado por Henry, luego casi que desaparece, tal vez esperando el momento indicado para morir.

El amor como antagonista de la vida a la que Dorian aspiraba, es en ultimas el desencadenante de una serie de hechos que le marcaran profundamente el alma a Dorian, quien puede ver como lo ruin de sus acciones se muestran en el retrato que Basil realizo para el con gran aprecio.

Es un libro muy agradable, algo monótono para nuestro tiempo agitado donde hasta el placer pasa a un segundo plano luego de la sobrevivencia, aun así lo recomiendo como lo que es, una de las grandes obras de la literatura clásica y un delicioso pasatiempo.

El Retrato de Dorian Grey (2009)

Novela relatada por Mario Vargas Llosa

Enhanced by Zemanta

¿?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s